Esta metodología de aprender jugando le permite a su empresa ahorrar en tiempo y costos en la capacitación tradicional presencial de sus empleados